stalin gulag

El Gulag. El infierno de los campos de concentración del comunismo soviético

¡Compártelo!

Cuando hablamos de campos de concentración, enseguida nos vienen a la mente los campos nazis como Auschwitz-Birkenau, Dachau, Buchenwald…y pensamos en las barbaridades y las cientos de miles de muertes que los prisioneros sufrieron allí a manos de los esbirros de Hitler.

Pero debemos saber que en el bando soviético también los hubo, y en ellos se cometieron crímenes y abusos terribles, que igualmente deben ser denunciados y rechazados.

Ambos totalitarismos son absolutamente execrables, pero es al nazismo al que se le ha colgado el sambenito de asesino despiadado (que sin duda alguna lo fue), cuando también el comunismo soviético cometió asesinatos, detenciones y torturas innumerables. Eliminó sistemáticamente a sus contrarios políticos y a gente diversa al igual que el nazismo eliminó a seres humanos por su raza, orientación sexual, minusvalías físicas o mentales…

En este post hablaremos sobre el Gulag (en castellano acrónimo de Dirección General de campos de Trabajo) dependiente del NKVD, que dirigía los campos de trabajos forzados. Pero también esta palabra es utilizada comúnmente para nombrar a los propios campos de trabajo, donde iban condenados tanto criminales comunes como presos políticos así como acusados de crímenes o faltas que no habían cometido.

El estado soviético pretendía controlar a la gente que consideraba peligrosa, contrarrevolucionaria o que pensara diferente, y el gulag era una herramienta muy eficaz a la par que brutal para hacerlo. Pero además hemos de saber que también existía una poderosa razón económica para llenar los campos, y es que tener a cientos de miles de trabajadores forzosos reportaba al Estado una mano de obra esclava.

Más que exterminar se pretendía doblegar las voluntades de los prisioneros mediante crueles torturas y los extenuantes trabajos, y utilizarlos en beneficio económico del Estado sin ningún tipo de reparo o consideración, además las atroces condiciones de vida de los gulags se encargaban de sentenciar a muerte a muchos de sus prisioneros.

 

Libros y referencias para conocer los gulags a fondo

Gustaw Herling-Grudzinski en su libro Un mundo aparte, describió de primera mano (es un relato autobiográfico) la crudeza y la inhumanidad de los maltratos y la infravida que se llevaba en el campo de Arjanguelsk, entre 1940 y 1942 vivió interminables jornadas de trabajos forzados en condiciones terribles, con un hambre extrema y un dolor continuo.

Él sobrevivió para contarlo, pero muchos otros no lo hicieron.

Prisioneros de un gulag trabajando DM ORIGINALS 31/05/2003 (P43) 1933 STALIN SLAVE LABOUR CAMP
Prisioneros de un gulag trabajando

Aleksandr Solzhenitsyn en su libro Archipiélago Gulag narra su experiencia y la de otros 200 prisioneros. Son testimonios terroríficos y descripciones detalladas del horror vivido en los campos de concentración soviéticos.

Otro libro a tener muy en cuenta es el de Anne Applebaum, Gulag: Historia de los campos de concentración soviéticos.

Donde aparte de relatar la vida de los prisioneros de los gulags indaga profundamente en las razones por las que el comunismo soviético creó y explotó estos campos.

prisioneros de un gulag construyendo una vía de tren
Prisioneros de un gulag construyendo una vía de tren

 

Stalin y los gulags

Josef Stalin utilizó, como instrumento de terror y dominación, el sistema de gulags para controlar a sus enemigos (y a los que no lo eran también) sin ningún tipo de piedad ni escrúpulo. Pero también concibió el sistema para el beneficio económico del Estado, ya que los prisioneros construyeron innumerables obras de todo tipo sin remuneración y con una manutención ínfima, además de ser utilizados en la explotación de minas en condiciones pésimas con los grandes réditos económicos que esto supuso para el Estado.

No podemos saber cuánta gente fue víctima de reclusión en los gulags o cuántas murieron exactamente. Durante la vida de Stalin fue un sistema creciente, sobre todo durante la Gran Purga (1937-1938) el número de reclusos aumentó de forma muy notable.

Por supuesto durante la Segunda Guerra Mundial los gulags se vaciaron para enviar a los reclusos al frente de forma obligatoria, aumentando las tropas en el frente (en primera línea) y enviando a muchos a una muerte segura.

Cuando finalizó la Segunda Guerra Mundial de nuevo el número de prisioneros aumentó, llenando los campos de concentración con prisioneros de guerra, civiles de territorios ocupados e incluso supervivientes de campos de concentración nazis.

En teoría fue con la muerte de Stalin (1953) cuando se terminó con el uso de los gulags, aunque oficialmente fue en 1960 (algo que tampoco podemos saber a ciencia cierta).

Las cifras de las víctimas que fueron recluidas en los gulags oscila entre los 14 y los 29 millones de personas, y los muertos entre 1 millón y 2,5 millones, nunca lo sabremos con exactitud.

Por ejemplo hay fuentes que hablan de que el peor gulag de todos era el de Kolyma, en el Noroeste de Siberia, donde morían el 30% de los prisioneros cada año y donde aparte de las condiciones penosas de vida y de trabajo se llegaban a temperaturas de hasta 90 grados bajo cero.

Mapa de localización de los gulags en la URSS
Mapa de localización de los gulags en la URSS

Lo que sí sabemos es que los totalitarismos, sea cual sea su ideología, son una lacra en la historia de la humanidad y han demostrado una total falta de respeto por la vida y la dignidad humana.

Ambos, aunque sea el nazismo el más denostado, son una página de la historia que no podemos permitir que se vuelva a escribir, pero sí debemos recordarla para huir de la senda inhumana y desastrosa a la que nos empujan los extremismos.


¡Compártelo!
Valora este artículo

6 comentarios en “El Gulag. El infierno de los campos de concentración del comunismo soviético

    • Los nazis pretendían eliminar a los que no formaban parte de la raza aria, aunque luego tb recibieron ayuda de árabes antisemitas. Los soviéticos pretendían crear una sociedad ,en teoría ,sin las grandes diferencias político-económicas imperantes hasta el momento eliminando a los que consideraban contrarios y a los elementos subversivos. El comunismo estalinista fue cruel, asesino y brutal, pero en cuanto a inhumanidad los experimentos nazis se llevan la palma, para los nazis la gente de los campos de concentración no eran ni personas. Muchas gracias por leernos tan habitualmente Marien, y gracias por comentar. Un saludo

       
  1. Y pensar que la idiologia de Raul Castro era y es Stalin, el tenia el retrato del mismo, hasta en la mesa de la oficia el retrato de esta sanguinario del pueblo ruso, como el habian otros del partido comista de Cuba, que eran fieles a esta doctrina stalinista, y si no me creen, preguntele al que era su secretario, que en ocasiones entrevistan por el canal 41 TV, por ello nocreo en cambios alguno.

     
  2. lo peor del estado sovietico, es que se dedicaban a dejar que se murieran de penalidades los propios rusos.

     
    • Sin duda.En teoría el comunismo soviético defendía al proletariado y al pueblo ruso, pero está claro que la élite comunista provocó un daño brutal a una gran parte de su pueblo, aquel al que supuestamente debía defender. Gracias por comentar Manuel.

       

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto:

Si continuas utilizando este sitio, aceptas el uso de las cookies. Más información

Las opciones de cookie en este sitio web están configuradas para "permitir cookies" para ofrecerte una mejor experiéncia de navegación. Si sigues utilizando este sitio web sin cambiar tus opciones o haces clic en "Aceptar" estarás consintiendo las cookies de este sitio.

Cerrar