hitler y juventudes hitlerianas

Las Juventudes Hitlerianas. El adoctrinamiento nazi de niños y jóvenes

¡Compártelo!

Cuando Hitler hablaba del Reich de los mil años, estaba totalmente convencido de que llegaría tan lejos. Sabía que para ello tenía que controlar el futuro del Reich, y ¿cómo controlar ese futuro? Controlando y moldeando a los habitantes de ese mañana: los niños y los jóvenes.

 

Las Juventudes Hitlerianas antes de la guerra

cartel Juventudes Hitlerianas
Cartel de la Juventudes Hitlerianas

El Partido Nazi (NSDAP) creó el germen de las Juventudes Hitlerianas (Hitlerjugend, abreviado HJ) en 1922, pero no sería hasta 1926 cuando adquirirían el nombre definitivo. Para darnos cuenta de su vertiginoso crecimiento debemos conocer que empezó contando con unos 1000 miembros y que en 1939 ya contaba con 8 millones de jóvenes en sus filas.

Había una división por edades, y se creó también la Deutsche Jungvolk, destinada a los niños entre 10 y 14 años, quedando así las HJ para los jóvenes de 14 a 18.

Al principio estas asociaciones eran sólo para varones, pero más tarde se amplió a las niñas y jóvenes, creándose la Bund Deutsche Madel (BDM) para las jóvenes y la Jungmadel para las niñas.

Para pertenecer a estos grupos debías pasar unas pruebas raciales para demostrar tu pureza de sangre, una vez dentro la instrucción de los varones se centraba en el ejercicio físico, la preparación en el manejo de las armas, la estrategia militar…y a las mujeres, en cambio, se les enseñaba cómo ser buenas madres alemanas y amas de casa. Demostrando el fondo machista y degradante del régimen nazi.

Una cosa si tenían en común ambos sexos en su aleccionamiento, y era la inculcación en sus jóvenes y maleables mentes del antisemitismo más absoluto. El odio a los judíos era parte fundamental del proceso de adoctrinamiento al que eran sometidos, siendo de obligada lectura el Mein Kampf (Mi lucha), el delirante y antisemita libro escrito por Hitler cuando estaba preso. También vimos más ejemplos de adoctrinamiento dentro del Tercer Reich en nuestro anterior post sobre Lebensborn.

Los principales líderes de la organización fueron Kurt Gruber al comienzo, Baldur Von Schirach hasta 1940 cuando fue sustituido por una polémica de índole sexual y Arthur Axmann hasta el final de la guerra.

Como dato curioso es interesante conocer que el uniforme de las HJ, que consistía en una camisa parda y un pantalón corto marrón, fue diseñado por Hugo Boss, sí, el fundador de la casa de moda Hugo Boss, que también confeccionó antes y durante la guerra los uniformes de las Waffen SS y la Wehrmacht.

Y otro dato muy importante es el hecho de que la mayoría de los puestos directivos de las HJ estaban copados por jóvenes hijos de obreros de origen humilde, consiguiendo Hitler de esa forma dar un golpe brutal a los comunistas alemanes, que ya no podían denominarse en exclusiva como la encarnación del movimiento obrero.

 

Las Juventudes Hitlerianas durante la guerra

Hitler y las Juventudes Hitlerianas
Baldur Von Schirach y Hitler con las Juventudes Hitlerianas

El entrenamiento militar que recibían las HJ tenía un objetivo muy claro: crear “niños y jóvenes soldados” y con el estallido de la Segunda Guerra Mundial estos “niños y jóvenes soldados” defenderían también al régimen nazi en el campo de batalla.

Como hemos comentado anteriormente, en 1940 el control de las HJ pasó de las manos de Baldur Von Schirach a las de Arthur Axmann, y del entrenamiento militar de los jóvenes se encargó el ejército, con la intención de que acabaran uniéndose a él.

A medida que la guerra iba avanzando y Hitler perdiendo batallas, terreno y soldados, se bajó la edad legal de reclutamiento para el ejército y se formó la división HJ de las Waffen SS (12ª División Panzer SS) que desde su formación hasta el final de la guerra pasó de 10.000 soldados a menos de 500, resultando muertos en combate el resto.

También ayudaron a la defensa de muchas ciudades alemanas cuando éstas fueron invadidas, luchaban tanto de forma directa como enzarzados en el hostigamiento del enemigo en su avance.

Su papel es muy conocido en la Batalla de Berlín, cuando las tropas soviéticas entraron en la ciudad apenas había unas pocas divisiones de la Wehrmacht y de las SS defendiendo la ciudad, gran parte de las defensas estaban a cargo de civiles, hombres ancianos, niños y las HJ, que defendieron Berlín con uñas y dientes y con la vehemencia del que cree firmemente en una causa (aunque sea una causa equivocada).

Fueron brutalmente arrasados, hay fuentes que contabilizan muertes del 80% de las HJ que defendieron Berlín.

También la Deutsche Jungvolk tuvo su papel durante la guerra. Estos niños de entre 10 y 14 años eran utilizados como mensajeros, para buscar materiales para reciclar, para cavar zanjas…

Es muy recomendable leer el libro “Jungvolk. La historia del niño que defendió el Tercer Reich” de Wilhelm R. Gehlen, en el cual escribe sobre sus propias experiencias durante la guerra, el adoctrinamiento nazi al que eran sometidos… todo visto desde una óptica particular y contado en primera persona.

Las implicaciones éticas y morales del adoctrinamiento de niños y jóvenes en cualquier ideología extrema son terribles, y la formación militar y la posterior utilización de niños soldado en cualquier tipo de conflicto es execrable.

Esto no es algo exclusivo del nazismo, existen muchos más ejemplos en las guerras de África y sus tristemente famosos niños soldado, y aún más reciente con ISIS y como entrenan y aleccionan a niños para la yihad.

La niñez y la juventud son para la enseñanza y el aprendizaje no para el adoctrinamiento, son para el disfrute de la vida y no para entrenarse para quitarla. Hay que tener estos conceptos muy claros si queremos vivir en un futuro mejor.


¡Compártelo!
Valora este artículo

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto:

Si continuas utilizando este sitio, aceptas el uso de las cookies. Más información

Las opciones de cookie en este sitio web están configuradas para "permitir cookies" para ofrecerte una mejor experiéncia de navegación. Si sigues utilizando este sitio web sin cambiar tus opciones o haces clic en "Aceptar" estarás consintiendo las cookies de este sitio.

Cerrar