Monstruos y personajes malvados de la Navidad

¡Compártelo!

Siempre que hablamos de la Navidad pensamos en luces, regalos, Papá Noel y sus renos, los Reyes magos… Siempre asociamos estas fechas con buenos momentos y felicidad, en las cuales los niños reciben sus regalos y cunde el regocijo. Pero debemos de saber que existen tradiciones y leyendas que nos revelan un lado más oscuro y tenebroso de la Navidad, y es que existen muchos relatos que hablan de personajes y monstruos siniestros y sangrientos, con los que se aterrorizaba a los niños (y no tan niños) de épocas pasadas durante la Navidad.

En el post de hoy queremos dar a conocer a varios de estos oscuros y terroríficos personajes, así que vamos a comenzar.

Tomte
Tomte

En la tradición escandinava encontramos al Tomte, Nisse o Tomtenisse, es un duende con barba blanca y un gorro rojo, se le asocia al solsticio de invierno y posteriormente a la Navidad. Vive en granjas y en el campo, y es el encargado de traer regalos y proteger a la familia. Pero si se le ofende, entonces puede hacerte la vida imposible, cometiendo robos en la granja, matando a tu ganado…llegando a poder arruinar tu granja. También se dice que su mordedura es venenosa, y si le enfadas y te muerde puedes llegar a morir.

Grýla
Grýla

En la mitología islandesa aparece Grýla, una bruja monstruosa que infundía autentico terror entre los niños. Castiga a los niños malos y desobedientes troceándolos y preparando guisos con ellos para comérselos.

Es la madre de los trece Jólasveinar, que son unos trolls que también castigaban a los niños por portarse mal, pero de una manera menos sádica que como lo hacía su madre. Con el tiempo su leyenda ha ido evolucionando hasta convertirse en los que traen los regalos a los niños.

Grýla tiene una “mascota” especial, el Jólaskötturinn, también llamado el Gato Yule o gato de la Navidad. Es un enorme, oscuro y monstruoso gato que se dedica a devorar a las personas que no tengan ropa nueva en Navidad, y es que en Islandia era tradición regalar ropa nueva en estas fechas a las personas (tanto adultos como niños) que habían realizado sus tareas, trabajos y ayudado en los quehaceres de la casa, así pues si no tenías ropa nueva significaba que no habías cumplido con tus obligaciones y el Jólakötturinn te castigaba devorándote brutalmente y sin compasión.

Krampus
Krampus

En el folclore de los países alpinos tenemos al Krampus, un monstruo demoníaco el cual a partir de la noche del 5 de Diciembre sale en busca de niños malos y traviesos y los secuestra desapareciendo para siempre. Se le representa con cuernos, una larga lengua roja, cubierto de un pelaje negro, con patas de fauno y lleva un saco o cesta colgado de la espalda para meter a los niños que secuestra.

Belsnickel

El Belsnickel aparece en la tradición germánica, es un hombre sucio y harapiento, compañero de San Nicolás (el precursor de Papá Noel o Santa Claus) que se dedicaba a golpear a los niños malos con una vara.

Otro compañero de San Nicolás, pero enraizado en las tradiciones francesas y belgas es Père Fouettard, que se encarga de dar palos a los niños traviesos. Cuenta la leyenda que Père Fouettard y su mujer secuestraron a tres niños ricos, les robaron sus riquezas y los los comieron guisados, pero San Nicolás los resucitó y condenó a Père Fouettard a ser su sirviente.

Namahage
Namahage

Los japoneses también tienen su monstruo navideño, es el Namahage. La leyenda habla de unos ogros con una faz demoníaca, con cuernos y vestidos con un traje de paja, aparecen durante el ritual de Año Nuevo por las casas preguntando si hay algún niño malo o perezoso, si encuentran alguno le arrancan la piel de los pies con sus cuchillos.

Frau Perchta
Frau Perchta

En la tradición de Austria y Alemania está Frau Perchta, que puede aparecer como una mujer hermosa y vestida de blanco o como una anciana oscura y malcarada. Su leyenda cuenta que iba por las casas de la gente para ver si los niños se habían portado bien todo el año, si era así les daba una moneda de plata, si por el contrario se habían portado mal les rajaba el vientre y les rellenaba de paja.

 

Y aquí acabamos el post de hoy recordando a nuestros lectores que se porten bien para no tener ningún problema con cualquiera de los monstruos mencionados, así que ya sabéis: sed buenos.

Valora este artículo

¡Compártelo!

1 comentario en “Monstruos y personajes malvados de la Navidad

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto:

Si continuas utilizando este sitio, aceptas el uso de las cookies. Más información

Las opciones de cookie en este sitio web están configuradas para "permitir cookies" para ofrecerte una mejor experiéncia de navegación. Si sigues utilizando este sitio web sin cambiar tus opciones o haces clic en "Aceptar" estarás consintiendo las cookies de este sitio.

Cerrar